En un Congreso Mundial de calidad y consistencia de ciruela deshidratada, donde asistieron más 300 personas, entre Chile, Estados Unidos, Argentina, Francia, Italia, Australia y Sudáfrica, se dio inicio al evento, organizado por la International Prune Association (IPA), en alianza con Chile Prunes, evento que por segunda vez tiene a Chile como anfitrión, congregando a los exportadores y productores más destacados del mundo de esta industria. Fue una notable tarea para el Secretario de Desarrollo Económico Miguel Giovannini, participar de tan destacado evento donde se refleja la preocupación por las ventas, buscando nuevos mercados y ocasiones de consumo. El congreso estuvo a cargo del Ministro de Agricultura de Chile, Carlos Furche, quien destacó dos desafíos importantes, el primero el sanitario de suma importancia para ocupar los mercados internacionales y el segundo el avance en la tecnología. Héctor Claro, presidente de IPA, resaltó “que el hecho de que Chile sea el principal exportador desde 2013, implica a su vez obligaciones en lo que es ofrecer un producto de alta calidad y sabor. Una baja en estos factores “tiene un costo para toda la industria, sobre todo, en lo que respecta en los espacios en las góndolas de los supermercados. De un año para otro, puede surgir un fruto nuevo que acapare dicho espacio”. Para Prunes, el desafío en la calidad y sabor se expresa principalmente en calibres grandes y con buen contenido de azúcar. Todos los actores de la cadena, productores, procesadores, exportadores, importadores y retail, deben asumir el desafío de lo que significa el manejo de los campos, su comercialización y promoción, dando respuestas de excelencia a los consumidores. Para lograr calidad debemos cuidar que los huertos sean podados correctamente y en el raleo tenemos mucho que aprender para lograr mejores calibres, en esto radica la clave de nuestro crecimiento. Otro de los disertantes como Donn Zea, director ejecutivo de California Dried Plum Board, señaló que hay razones para estar optimistas como industria, por la creciente relevancia que tienen los productos saludables a nivel mundial. Por otra parte Pedro Torrijos, director Latinoamérica de Importaco señaló que las empresas deben ser líderes en calidad, “cómo por ejemplo en el 2008, Importaco tenía un 1% de productos con restos de carozos, pero con el tiempo lo bajaron a menos de 0,05%. Ahora, con un trabajo codo a codo con el proveedor hemos logrado que en los últimos meses tengamos 0% de reclamos por presencia de carozos en las ciruelas. Y nosotros vendemos el 55% de las ciruelas deshidratadas en España, siendo nuestro producto de origen chileno.