Este 21 de marzo, por una iniciativa de las Naciones Unidas aprobada en 2011, se celebra una vez más la jornada global dedicada a las personas que nacieron con síndrome de Down, una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud.
Desde la Asesoría de Discapacidad, se organizó un desayuno, en el Salón del Concejo Deliberante, para todas las personas con síndrome de Down de General Alvear y sus familias. La intención es aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades, además de fomentar la “autonomía e independencia individual” y la libertad para tomar sus propias decisiones.
Este año, el lema elegido para celebrar la jornada es “Mis amigos, mi comunidad. Los beneficios de los entornos inclusivos para para los niños del presente y de los adultos del mañana”.