“Es una obra emblemática que hay que terminarla, una obra grande en cuanto a los montos de inversión”, mencionó el Intendente Walther Marcolini y destacó la fuerte voluntad del Gobernador para regularizar la deuda, de pagar los certificados pendientes.

Fue posible reanudar las obras que requieren la remodelación integral de la Casa de la Cultura porque se pagó el certificado nº 7 por un total de $991.589,70. La semana pasada se abonó el certificado 6 por $726.019. El municipio entregó $189.000 para cancelar la deuda de IVA del certificado nº1. Además, se han entregado $150.000 correspondientes al certificado nº 2 del cual se adeuda $280.000 y se debe el certificado nº 3, 4 y 5, a lo que hay que agregar los mayores costos que tendrá la obra por el tiempo de paralización.

El Secretario de Obras y Servicios Públicos Víctor Álvarez explicó que mediante un acuerdo entre el Intendente y la empresa constructora Sanco SA, al cabo del pago del certificado nº7 se iban a recomenzar las obras. “Con el Ministro de Infraestructura de la Provincia se ha convenido un flujo constante de dinero para ir cumpliendo con los certificados de obra que se vayan emitiendo”.

Por su parte, el Ing. Sanchís al frente de la empresa constructora explicó que han terminado la obra gruesa de albañilería resta comenzar con las instalaciones eléctricas y terminaciones que llevan tiempo.