Nuestra Reina Departamental visitó el paraje de Corral de Lorca, donde se reunió con vecinas damnificadas por los incendios.

Florencia Morales, la llamada Reina de los Agricultores, se hizo presente en el paraje de Corral de Lorca, en donde visitó a vecinos y conoció la labor que allí se realiza, “Es la primera vez que viene una Reina a visitarnos” dijo Amelia Álvarez, una de las vecinas del lugar, quien destacó la Fiesta de la Vendimia, “es la fiesta más linda que hay durante el año” dijo.

Amelia tiene la suerte de vivir en un sitio histórico, ya que ese campo era propiedad de Frank Romero Day, “en una oportunidad él le dijo a mi abuelito que quería vender los campos, pero que quería que tuviese una porción” dijo. Las historias y anécdotas abundan, y Amelia las recuerda, “una vez, cuando vivía en Mendoza, “una vez entraron al hotel Plaza las Reinas, y se pusieron a bailar con el Gobernador de ese momento, todos bailando folclore en la terraza”.

Aidé Álvarez, otra vecina, se mostró muy contenta por la visita de Florencia, por su carisma y sencillez, “Es muy lindo esto, porque es la primera vez que una Reina nos viene a visitar”. Amelia destacó la presencia de la joven, “desde ya es un orgullo muy grande para Alvear, y sería lindo que se quede con la corona nacional”.
“Realmente es muy valorable el esfuerzo que ellas realizan, estoy muy emocionada de poder ver a estas grandes mujeres trabajar” dijo Florencia, quien recorrió la zona junto a Amelia. “Tenemos una provincia muy grande, y hay que conocer cada una de las actividades que se realizan dentro de ella, el campo también es parte de Mendoza, y el trabajo que se hace acá es incansable, y ellas son un fiel reflejo de que la mujer puede hacer cualquier tarea, y que está a la par del hombre”.

El campo de las hermanas Álvarez fue afectado por los incendios, “gracias a dios a los animales no les pasó nada, pero a la salida se ve el contrafuego que hicieron, casi desde la casa, hasta el alambrado”

Así, entre mates, Florencia, Amelia y Aidé, dialogaron largo y tendido, de las tareas en el campo, de la Vendimia y de la esperanza de todo un departamento, “ver el esfuerzo que ellas realizan es admirable, tengo muchas emociones encontradas, y me voy con ganas de volver a visitarlas”