En la mañana de hoy se puso en funcionamiento la obra del nuevo puente sifón que comprende también el entubado de 80 metros del canal, que reemplaza al antiguo puente de la red del canal Pueblo de la Inspección Tijeras, y el consecuente ensanche de la calzada de la esquina Alem y Uspallata. La obra la realizó Irrigación y se concretó gracias a un convenio firmado con la Municipalidad de General Alvear.
 
El intendente Walther Marcolini participó junto al Superintendente de Irrigación Ing. Agrim Sergio Marinelli, el Subdelegado de Aguas del Tío Atuel Ing. Mario Barbieri y el Consejero del Río Atuel Gustavo Villegas, de la puesta en marcha del nuevo puente sifón y del entubado de 80 metros del canal, una obra esperada por los vecinos y quienes transitan por la zona además de ser una tarea escencial en materia de urbanización para la Ciudad ya que corrige un viejo problema que es la forma en la que el canal de riego se introducía en la calzada generando un gran peligro para quienes circulaban por el lugar.
 
La obra se ejecutó mediante una inversión realizada por el Municipio, con empleados municipales y la dirección de los ingenieros de la Secretaría de Obras Públicas, asociados con ingenieros de Irrigación. El intendente Walther Marcolini manifestó: “Es una obra que  viene a ordenar el tránsito, a mejorar la estética, a plantear una solución a un problema de urbanización y que continuará el año próximo cuando se finalice el asfaltado y se realicen las veredas”. El Jefe Comunal rescató la importancia de esta obra hidráulica que se puso en funcionamiento en la jornada de este miércoles.
 
Para la puesta en marcha de la obra llegó el Superintendente de Irrigación Sergio Marinelli, quien agradeció al Municipio por la concreción de esta tarea que significa la cancelación de una deuda con la entidad autárquica. “El Municipio cumplió con su promesa de ponerse al día con esta deuda que databa de hacía mucho tiempo y permite que no se pierda más agua de riego” expresó Marinelli quien aseguró que este año será muy duro ya que las cuencas se encuentran muy complicadas por la poca precipitación nivea.
 
“Por suerte estamos cambiando la forma de distribuir el agua, lo que apunta a preservar las tierras cultivadas, aún así cuesta el mantenimiento pero lo estamos logrando” dijo Marinelli quien expresó que lo que se busca es que aquellos productores que quieran trabajar su tierra tengan agua para realizarlo.
Los vecinos acompañaron este acto, con el afán de ser partícipes del momento en el que el agua vuelva a circular por este importante canal.