En la mañana de hoy el ISCAMEN, junto a la Municipalidad de General Alvear, realizaron una importante capacitación de Buenas Prácticas Agrícolas, que tienen como objetivo la inocuidad de lo que se produce a la vez que se protege el medio ambiente.
 
Las Buenas Prácticas Agrícolas tienen que ver con ciertas herramientas, entre ellas que el productor lleve correctamente el cuaderno de campo, ciertas utilizaciones, condiciones y oportunidad de aplicación de agroquímicos. Este tipo de prácticas también rige para las industrias, son exigencias del mercado para que el consumidor cuando compre en góndola conozca el origen y manejo previo de los alimentos.
 
Así lo detalló Ivana Gil, de ISCAMEN, “La trazabilidad de todas las actividades será la base de estas Buenas Prácticas, por eso se hace hincapié en los cuadernos de campo y se aplicarán en todas las situaciones productivas”.
 
Gil explicó de qué se tratan las Buenas Prácticas: “No es otra cosa que hacer las cosas bien, pero teniendo demostración de lo que estás haciendo, no es algo novedoso, lo único que implica es asegurar inocuidad de lo que se está produciendo, cuidar el medioambiente, cuidar que no haya residuos y trabajar en un sistema con seguridad en las aplicaciones, seguridad en los agroquímicos y sobretodo cuidar a las personas, algo que los productores aplican de forma intuitiva, solo resta hacerlo más esquemático”.